Cómo vive un participante la experiencia Startup Weekend

Startup Weekend Málaga 2013

Hace unas semanas estábamos participando en un taller de Lean Startup con Fernando Hidalgo, al iniciarse la ronda de presentaciones un chico comentó abiertamente como su interés por las startups se despertó tras participar en la pasada edición de Startup Weekend Málaga, llegando a reconocer cómo le había influido en la decisión de dedicarse plenamente a su propio proyecto.

No queríamos dejar pasar la ocasión y pedimos a Javier Melero que contara su experiencia como participante a través de esta entrevista:

 

Ves un evento que te habla de 54h. de acción y de pasar un fin de semana trabajando un proyecto con gente que no conoces ¿qué te motivó a participar en la primera edición de Startup Weekend Málaga?

Mi principal motivación fue, ver la posibilidad de conocer como se crea una empresa desde cero y si podría aportar y aprender de otros profesionales trabajando en equipo sobre un mismo proyecto.

 

Los mentores son una figura imprescindible en SW y en las fases iniciales de una startup ¿qué aprendizajes aportaron los mentores que te influyeron de manera especial?

Lo que me aportaron fue la ilusión por creer en el trabajo de uno mismo, y que si te esfuerzas “se puede conseguir”.

 

En ese tobogán en el que entran los equipos durante el transcurso del fin de semana, ¿qué momento recuerdas como el más eufórico y qué otra situación de bloqueo?

Como eufórico, el momento de empezar a trabajar, encendiendo los ordenadores y escribiendo las primeras ideas, teníamos la adrenalina a tope.

Como bloqueo, sin duda el Pivotar, cuando crees que tienes una pequeña grieta en tu modelo de negocio, un mentor te abre los ojos y ves que tu pequeña grieta es un abismo insuperable, la única salida de borrar y volver a empezar, eso cuesta digerirlo.

 

“Cada emprendedor en solitario necesita muchos contactos, puntos de vista, equipo multidisciplinar… factores que solo en el SW he encontrado”

 

Despúes de aquel fin de semana, qué le dijiste a la primera persona que te preguntó ¿qué has hecho este finde?

Me reuní con una banda de frikis para jugar a crear empresas, tres días intensos encerrados en La Noria, con el cerebro a mil, y un estado continuo de presión, no ganamos nada, pero la experiencia ha sido increíble.

 

¿Qué opinas de la situación que vive un emprendedor para sacar adelante un proyecto desde Málaga?

El ambiente emprendedor está bien, lo que faltaba y creo que cubre SW es un lugar donde distintos emprendedores con experiencia (mentores) estén a tu lado y te puedan decir, “me parecería una buena idea si lo orientaras hacia…” , “yo eso no te lo compraría por…”.

Cada emprendedor en solitario necesita muchos contactos, puntos de vista, equipo multidisciplinar, etc., factores que solo en el SW he encontrado, y encima en un ambiente de buen rollo y diversión.

 

Imagina que participas de nuevo este año, formas parte de un equipo que te gusta, seguís trabajando despúes de SW y llega un momento en que tienes que cambiar totalmente tu vida para implicarte al 200% en una startup…

¡ SI !!!!, sin lugar a dudas, después de la primera edición del SW no me he podido quitar ese gusanillo Startuppero, y sé que lo que quiero es trabajar con un equipo en el que pueda participar activamente tanto con mis ideas como con mi trabajo.

Recordándome de vez en cuando… “Si no construyes tus sueños, alguien te contratará para que le ayudes a construir los suyos” Tony Gaskins.

 

El equipo Socioenergía estuvo formado por:

Luis Campos Saavedra

Francisco Javier Melero Palomares

Ivan Luque Segura

Javier Rosado Fuentes

Ibtissam Fellak

 

¡Ven a Startup Weekend Málaga 2014!








Cómo ganar en Startup Weekend

foto-swmalaga-blog4

ANTES DE EMPEZAR

No le des más vuelta y apúntate.

Te has enterado del evento, y te parece atractivo. Pero no lo tienes claro, no sabes si tienes algo que aportar, si es lo adecuado para ti, si va a ser una cosa de frikis… Déjate de buscar excusas y apúntate. Hazlo ya. Si tienes madera de emprendedor, vas a salir con un subidón, vas a conocer gente con la que te seguirás relacionando más adelante, y vas a aclarar tus ideas y centrarte. Y si tienes la duda de si emprender puede ser para ti, este fin de semana te lo va a dejar muy claro, en uno u otro sentido; mucho más que cualquier otro curso, taller, jornada, foro o charla. Y te va a ahorrar mucho tiempo.

“El verdadero premio es la experiencia y el recuerdo de estos días irrepetibles”

 

Prepara tu idea, pero no te obsesiones con ella.

Dicen que lo importante es participar, y en Startup Weekend esto es rigurosamente cierto. Lo que vas a sacar en claro del fin de semana es principalmente el ambiente casi mágico de trabajo y colaboración, los contactos personales y la interacción con otros emprendedores. La idea no es lo importante, porque en el transcurso de los 3 días (y no te digo nada si sigues adelante después) va a transformarse en algo completamente distinto y dejará de ser tuya para pasar a ser vuestra.

Duerme las horas que necesites para llegar fresco.

Si vienes con ganas de trabajar y comerte el mundo (y si no, mejor te ahorras la molestia) vas a someter a tu cuerpo a una combinación de falta de sueño, estrés, adrenalina y exigencia mental que van a provocar una montaña rusa emocional y un desgaste creciente durante 54 horas. Vas a sacar lo mejor de ti, pero si ya traes fatiga acumulada de casa, la prueba puede ser superior a tus fuerzas.

 

DURANTE EL FIN DE SEMANA

Cherchez la femme.

La evidencia es innegable, los equipos con mujeres tiene más probabilidades de éxito. No se ha hecho un estudio detallado de los motivos (hay quien apunta a la inteligencia emocional y la capacidad empática), pero la estadística no miente, y en el caso de Málaga en la primera edición, los dos equipos más premiados fueron liderados por mujeres. Así que a la hora de unirte a uno u otro equipo, o si tienes la suerte de formar el tuyo, ¡no lo dudes y busca a las chicas!

Procesa la frustración y sigue adelante.

Hay un montón de ocasiones durante un Startup Weekend para frustrarse y dejarse llevar por el desánimo: que tu pitch sea un desastre, que no te vote nadie, que abandone alguien del equipo, que los mentores te presionen, que los plazos se agoten, que no puedas dormir, que tengas que cambiar de idea el domingo por la mañana… Yo pasé por unas cuantas de esas y es que no es casual, sino parte del diseño de la experiencia. Una de las cualidades de un emprendedor es la resiliencia, la capacidad de resistir las adversidades, de volver a levantarse después de cada caída. El tiempo que pierdas en quejas y lamentos no te lo va a devolver nadie, así que canta con Queen: Show must go on!

“Detecta rápidamente las fortalezas y capacidades de cada miembro del equipo, prioriza vuestros objetivos, y reparte las tareas que cada uno puede hacer mejor.”

 

No te cortes y aprovéchate de los mentores.

Están ahí por ti y para ti, y lo peor que puedes hacer es parecer ocupado para que pasen de largo y te dejen en paz. Son gente preparada y dispuesta que han renunciado a un fin de semana de ocio con los suyos para ponerse a disposición de gente como tú ¡sin cobrar un duro! Son amables, saben un montón y están deseando que les pidas ayuda. No vas a molestarles, en serio. Y te lo digo por experiencia. Hasta en el momento más chungo (cuando te estén mirando con cara de Risto Mejide en las revisiones de grupo) en realidad te están dando pistas para mejorar, o hacen de coach para que des lo mejor de ti mismo y aproveches el potencial de tu idea.

No te obsesiones con el desarrollo tecnológico.

Es todo un reto generar en un fin de semana un desarrollo tecnológico operativo (ya sea una plataforma, una web o una app) sin haber definido previamente la idea ni las funcionalidades. Y además, en el tiempo de la exposición final (5 minutos) es prácticamente imposible desarrollar una idea de negocio, comunicarla y mostrar las capacidades operativas de un desarrollo. Así que contar con un equipo con conocimientos tecnológicos no es determinante. La clave estratégica donde hay que hacer el esfuerzo extra es la comunicación. Tienes que vender tu moto. Que ande o no ande, eso se verá más adelante.

Prioriza, divide y vencerás.

Una de las características del Startup Weekend es el bombardeo continuo (y a veces contradictorio) de información, y la presión de un tiempo muy limitado. Dicen que la unión hace la fuerza, pero si pones a seis o siete personas a hacer la tarea de una lo más probable es que el resultado sea peor que si la hubieras dejado trabajar sola. Así que detecta rápidamente las fortalezas y capacidades de cada miembro del equipo, prioriza vuestros objetivos, y reparte las tareas que cada uno puede hacer mejor. No caigas en el error del comportamiento grupal. Evita el trabajo por comités y los eternos debates circulares. No vayais todos en manada a cada reunión informativa. Es el único modo de ganar tiempo y poder cumplir unos plazos diseñados para parecer imposibles.

Y DESPUÉS…

Hayas ganado o no, ¡enhorabuena! El verdadero premio es la experiencia y el recuerdo de estos días irrepetibles (y que enganchan) que te van a dar un panorama concentrado e intenso de qué supone ser emprendedor. Porque ganar en Startup Weekend en realidad depende de ti y de tu actitud; los premios realmente no son más que un añadido más o menos goloso al trabajo y las ganas que tú le pongas.

 

 Por Víctor Gómez @crivote

Participante en el primer Startup Weekend de Málaga (diciembre de 2013) como miembro del equipo ‘Convivimos’, que obtuvo el premio LinktoStart y el premio de impacto social.

¡Ven a Startup Weekend Málaga 2014!