← Techstars Blog

IMG_0139

El proyecto, premio del público en la edición 2013, es ahora una plataforma real con 615 usuarios activos y más de 22 recompensas concertadas en negocios y establecimientos de varias ciudades.

Un emprendedor, biólogo y pianista llegado de Australia

Gregorio M. Toral es doctor en biología y toca el piano, le encanta hacer solos improvisados. Hace ahora un año estaba trabajando en Australia y encontró, por internet, un evento llamado Startup Weekend que se iba a celebrar en Sevilla. Hacía tiempo que le estaba dando vueltas a una idea relacionada con el medioambiente pero no terminaba de darle forma. Las fechas cuadraron y se apuntó al evento. Presentó su idea, fue seleccionada y ahí comenzaron 54 horas que marcarían un punto de inflexión en su carrera profesional.  

De aquel fin de semana Gregorio destaca que le pareció divertido, emocionante y trepidante. Le impactó especialmente el momento en que todo el equipo salió a la calle a testear el producto, a ver si le interesaba al público. De esa acción salieron sus dos primeros clientes y de ese Startup Weekend se fueron con un producto tangible, algo por donde empezar a construir una realidad.

Ciclogreen, en el camino de la viabilidad

Un año después, Ciclogreen es una plataforma en la que cientos de usuarios registran diariamente sus desplazamientos en bicicleta, pero también caminando, corriendo o en patines, y ganan “ciclos” por la distancia recorrida. Esos ciclos los pueden canjear por recompensas proporcionadas por negocios suscritos al servicio. La Bicicleta Café de Madrid ha sido uno de los últimos en sumarse pero el equipo de Gregorio espera sumar muchos más negocios de aquí a final de año cuando acaba la primera fase de suscripción, en la que las empresas están testeando la rentabilidad de pertenecer a la plataforma. Algunos están ya encantados, como un panadero aficionado a las bicicletas que disfruta viendo a los ciclistas rondar por su establecimiento sin bajarse de la bici para recoger su pan.

Del equipo que salió de Startup Weekend solamente sobrevive Gregorio, padre de la criatura. Con algunos compañeros se mantiene en contacto y han seguido apoyándole en el proyecto. Al equipo han ido llegando nuevos integrantes, fruto por ejemplo de su colaboración con las becas Talentum de Telefónica o de su presencia en la tecnoincubadora de Andalucía Emprende. Como cualquier startup, el proyecto está en permanente revisión y mejora. De hecho ha trascendido de su objetivo inicial y ahora surgen colaboraciones con entidades que les requieren para servicios de consultoría en medio ambiente o que quieren participar en la plataforma, como la Asociación de Patinadores de Sevilla.

Su paso por Startup Weekend Sevilla 2013

Sin duda Gregorio es el ejemplo de cómo alguien que parece tener un destino muy definido, siendo investigador doctorado en ecología de la conservación en el CSIC y con publicaciones internacionales a sus espaldas, decide “poner el pie en la piscina” como él mismo dice y cambiar de rumbo.

Dice que Startup Weekend le sirvió para todo lo que viene después, para el día a día de una startup. Ahora su proyecto, aún contando con poca inversión, está más cerca de ser sostenible. Y da las gracias a todos los mentores, especialmente aquellos con los que aún sigue en contacto como Daniel Escribano o Talal Benjelloun, por acompañarle en este camino. Se queda con una frase que le marcó a lo largo de esas 54 horas:

Si sigues haciendo lo mismo que tienes ahora en mente dentro de 6 meses, algo no va bien

Marta G Navarro