← Techstars Blog

Perfil Francisco MesaFrancisco Mesa es ingeniero en Informática y entusiasta de la aplicación de las TIC. Ha desarrollado el grueso de su trayectoria profesional desde el año 2000 en el periódico El Día como responsable de producto de sus ediciones digitales y proyectos online. Lleva años dando visibilidad y apoyando a los emprendedores canarios.

En 2015 alcanza la financiación más rápida de una campaña de crowdfunding en Canarias para su libro Emprendedor@s de Canarias (en proceso) con la que obtuvo el 150% del objetivo marcado.

Francisco Mesa será parte del equipo de mentores que asesorará a los asistentes al evento, y del jurado que evaluará y premiará las ideas de negocio desarrolladas por los participantes del IV Startup Weekend Tenerife.

Llevas muchos años apoyando a emprendedores canarios a través de diferentes medios y has podido ver de cerca cientos de proyectos. ¿Como han evolucionado en la última década?

Claramente ha cambiado aunque más motivado por la crisis, que ha disparado las tasas de paro, que por la irrupción del mundo mobile (iPhone 2007 y Android 2008) y redes sociales.

A comienzos de esta última década el emprendimiento estaba más relacionado con la creación de empresas como Ignos del año 2000, Internetísimo, Saentech, Arte Consultores… Supuso un complemento, y ajuste de mercado, a las consultoras que había hasta la fecha.

En este último lustro hemos visto como se ha destinado recursos, esfuerzos y espacio en los medios tradicionales al emprendimiento TIC, las startups. Acceder a un mercado global en el que no se realizan intercambios de mercancías físicas  es tan disruptivo que también han realizado un aprendizaje tanto los que apoyan estos programas como los que acuden a ellas. Eso sí, hay aspectos que mejorar.

Es algo nuevo que más que dinero requiere capital intangible como el conocimiento del mercado, talento humano, o conexiones con “agentes” que acerquen el producto/servicio a ese mercado global. Y en ese sentido la evolución es positiva. Los agentes locales están más preparados y conocen mejor como evaluar tanto las virtudes del promotor como las posibilidades de una solución que aproveche las TIC. Se han creado conexiones tanto con otras regiones como con el talento y emprendedores locales que quieren ayudar a crear una comunidad en el que todos tienen sitio para hacer crecer su proyecto.

Los proyectos que surgen en general están más focalizados en solucionar los problemas que conocen sus promotores y han perdido la ingenuidad que da desconocer que Internet es un lugar muy competitivo en el que mantener los proyectos vivos debido a la rapidez con la que evoluciona. Sin embargo, aún no ha llegado a todos los emprendedores estas realidades. Solo es cuestión de tiempo que lo haga.

Espero (deseo) que estemos en el punto en el que aquellos que quieren solucionar un problema, crear su startup, desarrollar una idea pierdan el miedo de hablar de ella, se atrevan a preguntar y entender que hay personas dispuestas a ayudar porque hace unos años estaban en la misma situación. Nos ayudará a avanzar más rápido. No se trata de avanzar, todas las regiones lo hacen, se trata de avanzar más rápidamente para mejorar nuestra situación y generar riqueza. La suma de voluntades puede conseguirlo.

El emprendedor, ¿nace o se hace? ¿podría acudir al evento una persona que no se perciba a sí misma como emprendedora?

¡Ambos! Requiere un estímulo el querer solucionar problemas. Pueden ser innatos por nuestra forma de ser o provocados por el ambiente como la alta tasa de paro que sufrimos. Culturalmente somos emprendedores por las carencias que tenía vivir alejado del continente aunque lo hayamos olvidado durante las décadas de crecimiento del turismo y la construcción.

Los mismos canales por los que recibimos las noticias de esta crisis histórica son los que nos presentaban a emprendedores exitosos del otro lado del Atlántico y nos olvidamos de atender a los referentes locales, conocer sus virtudes, casos de éxito y experiencia que no teníamos que importar. Escuchar más a aquellos con los que tenemos más semejanzas nos habría traído mejores resultados.

Para participar en SW Tenerife no hace falta ser emprendedor, solo uno de cada siete inscritos llevan a cabo la idea que promueven. Es un lugar donde trabajar en equipo, demostrar si lo que creemos conocer profesionalmente es válido en el mundo real y un master express en conocimiento y habilidades que van a ser necesarias profesionalmente en los próximos años. Además, se conocen a decenas de personas que probablemente tienen las mismas inquietudes o, quién sabe, un próximo compañero de trabajo o “jefe”.

Por desgracia, no todos los proyectos de base tecnológica pueden salir adelante. Según tu experiencia, ¿qué suele fallar? ¿qué elementos deberían cuidar los miembros de una startup que está comenzando?

No es la falta de inversores, es la falta de facturación. Alguien con nombre y apellidos tiene que pagar la fiesta. Muchos de los proyectos nacen amateur y la falta de dedicación hace que tarden en desarrollar el producto y por lo tanto buscar y tener su primer cliente.

Si estuviéramos en Silicon Valley diría que hay que tener una misión (por la que sientas pasión o sea tu hobby para no cansarse de intentarlo) y buscar como desarrollarla mejor que nadie. Darle forma a esa misión permitirá realizar la búsqueda de los posibles clientes, proveedores, competidores, entorno, conocer que se puede mejorar respecto a lo existente… Es un proceso largo, en España por la falta de inversión o que somos un mercado pequeñito y se suele lanzar en español. más. Canarias tiene buenos ejemplos en reciclaje, vídeos, videojuegos, facturación, programación de alto nivel, renderizado… Todos ellos han tardado años en ser reconocidos. Como estamos en Canarias digo que hay que tener una misión acorde (a nuestros conocimientos y entorno al que se dirige).

Los promotores de una startup tienen que tener en cuenta que trabajan por un bien común que no puede ser resuelto por una única persona. Hay que aprender continuamente, planificar, compartir trabajos, delegar y, en general, tener un equipo multidisciplinar. Esto implica que cada uno tiene su misión por lo que se generarán fricciones ya que los intereses de uno (vender lo antes posible, por ejemplo) chocan con los de otro (crear el servicio que se va a vender). Es inevitable pero si están planificados mediante hitos permitirán avanzar mejor.

Hemos tenido la suerte de contar contigo en anteriores ediciones de Startup Weekend Tenerife, y este año repites de nuevo como mentor. ¿Qué crees que puedes aportar a los participantes?

Ojalá me expriman todo lo que puedan. Espero aportar visión por los años que llevo analizando tendencias que van más allá de las islas; experiencia en como desarrollar un producto express. Es un fin de semana intenso en el que pasarán de una idea a un proyecto empresarial y eso implica aprovechar al máximo las virtudes del proyecto y los mercados a los que dirigirse. Si en lugar de investigar durante una hora a investigar cómo hacerlo o posibles competidores te dan los nombres has ganado tiempo para centrarte en algo más importante. A fin de cuentas llevo desde el año 1997 trabajando online y no he dejado de re/aprender desde entonces.

Por último, nos gustaría que le dieses tres consejos a los asistentes que estarán con nosotros del 4 al 6 de marzo en la cuarta edición de Startup Weekend Tenerife.

Disfruten, aprendan y hagan networking. En las pasadas ediciones cuando recuerdas a los participantes su SW Tenerife sonríen. Por algo será.

Recuerda que puedes conseguir hasta el 15 de febrero tu entrada a precio reducido para el IV Startup Weekend Tenerife, que se celebrará del 4 al 6 de marzo.

(Imagen destacada: www.elblogoferoz.com)

Oliver Serrano Leon