← Techstars Blog

Si parece que fue ayer, noviembre de 2012.  Si no fuera por algunas canas que ya no se disimulan, te diría que realmente fue ayer.

Hacía ya un año de la venta de mi empresa, y todavía no había encontrado mi lugar.  Por aquel entonces, empezaba a escuchar los términos: emprendeduría, emprendedor, engagement, propuesta de valor, modelo de negocio, …, ¡pero de qué estamos hablando, …, si sólo soy un ingeniero en informática que prácticamente acaba de vender su empresa de construcción y no sabe muy bien qué camino seguir!

Pues resultó que coincidí un día en un evento con mi amiga Esther Pérez Verdú (la verdad es que ni siquiera recuerdo de qué se trataba el evento, pero eso daba igual: regla número 1: “hacer el esfuerzo, salir y empezar a relacionarte con el mundo”).  ¡Qué bien te has portado siempre conmigo, y con otras 8.000 personas más también, lo sé, pero conmigo, mejor que bien …!.  El caso es que Esther me animó a que participara en el Startup Weekend Gran Canaria que se iba a celebrar.

– Tx: ¿Pero Esther, qué voy a hacer yo allí?

– E: Qué sí, que tienes que vivir la experiencia.

– Tx: Pero si llevo más de 6 años sin programar, todo ha cambiado, es diferente.  Ahora soy “chica para todo pero para nada en concreto”.

– E: Verás que no te arrepentirás.

¿Cuántas veces me he arrepentido de aquello?.  La verdad es que no me he arrepentido en absoluto.  Ha habido momentos buenos, malos, malísimos y muy buenos.  ¡Ah, si!, regla número 2: “las cosas te las puedes tomar bien, mal o regular, pero eso sólo depende de tí y está en tu mano” (¡anda que no me ha costado años aplicarme el cuento!)

Pues al Startup Weekend que me fui.  Y todo lo que acabo de escribir son mis sensaciones actuales, lo que ha calado en mí, pero si rescato lo comentado en la web del Startup Weekend de aquel año, mis recuerdos no distan tanto de la realidad.

El viernes por la tarde, de aquel fin de semana de noviembre, era una persona y el lunes por la mañana era otra, totalmente distinta y con una habilidad nueva: “caminar a un metro del suelo”.  Ya sé que eso no es posible, pero así me sentía yo.  Lo que nos lleva a la regla número 3: “siempre que tengas la oportunidad de hacer algo bien, hazlo”.  Sí, ya sé que no tiene nada que ver con lo que estaba diciendo, pero no quería terminar sin hacer referencia a la regla número 3.

Y por si algún despistado ha llegado hasta este punto y se está planteando PARTICIPAR en el Startup Weekend de este 11,12 y 13 de marzo de 2016 en Gran Canaria, aquí les dejo el enlace a las entradas, a pesar de que encontrarlo es “super” intuitivo.

Por último, recordar la regla número 4: “Ejerce tu derecho a reciclar, es tuyo, te pertenece”.

Mercedes Sanagust’n