← Techstars Blog

¡Por fin llegó el día! A las 16:30 del viernes eran muchos los participantes que ya deambulaban por las inmediaciones de EUSA Campus Universitario con sus bolsos y mochilas cargados de nervios, ilusiones y expectativas. Uno a uno fueron pasando por la zona de acreditación donde recibieron un folio junto con tres post-it, que tendrían una importancia máxima unas horas más tarde.

Entre los participantes encontramos a gente que ya está inmersa en el mundo del emprendimiento, participantes activos de la comunidad coworker de workINcompany y a los 25 ganadores del concurso The Big Idea. Esta iniciativa, organizada por la Cámara de Comercio de Sevilla, animó a estudiantes de bachillerato y enseñanzas medias a proponer ideas interesantes de desarrollar y con posibilidad de negocio. Se presentaron más de 80 proyectos de jóvenes de 16 y 17 años, algunos de los cuales destacaban por la innovación y utilidad práctica de la idea.

Nuestro maestro de ceremonias, José Iglesias, facilitador y director de Up Global, fue el primero en dar la bienvenida a los participantes. Como durante 54 horas librarán la batalla de montar una startup cual espartanos en las Termópilas, les llamamos cariñosamente “starptanos”. Pues bien, José explicó a los startptanos qué es Startup Weekend y les regaló los primeros consejos para aprovechar a tope el fin de semana. Seguidamente inauguró el evento el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero. Le alegró encontrarse ante una audiencia interesada en el emprendimiento y se mostró cercano e incluso divertido. Cosa que los startptanos agradecieron mucho. Seguidamente intervino Vanessa Bernard, directora gerente de la fundación Andalucía Emprende, que hizo hincapié en la importancia de la externalización, en que para emprender “hay que saber inglés”.

IMG_0756

Y, terminadas las presentaciones, nos poníamos manos a la obra. José Iglesias volvía a dirigirse a los startptanos, esta vez para dar instrucciones precisas de cómo iba a ser el proceso de exposición y selección de ideas. También algunas sugerencias para que quienes iban a presentar proyectos aprovecharan los 60 segundos de pitch. Todo esto lo pusimos en práctica con un juego. En primer lugar, una lluvia de ideas en la que iban saliendo palabras aleatoriamente. Desde “crowdfunding” a “botijo” y así hasta completar más de 100. Después, los starptanos se organizaron por filas y en cinco minutos tenían que presentar una idea que incluyera dos palabras de esa lista. Por aclamación popular causó sensación un grupo que con las palabras “fiesta” y “siesta” pensó “Nap Truck”, cuyo negocio consiste en que un camión va siguiendo a los usuarios por sus lugares de fiesta para que se puedan echar dentro una siesta si así lo desean. Una lástima que nadie lo propusiera de manera definitiva.

up

No obstante no podemos quejarnos por propuestas porque hubo más de 60 ideas entre las que los startptanos podían elegir. Cada uno de los tres post-it que cada participante había recibido a su llegada equivalía a un apoyo que podían dar al proyecto que más les llamara la atención. Los 17 proyectos más votados pasaron el primer corte, ¡era la hora de formar equipos! Y se abría un momento de negociación, adaptación y convergencia de ideas similares. Los promotores de proyectos no seleccionados tenían el trabajo extra de encajarlo y sumarse a otra iniciativa.

Entre una cosa y otra, ups, eran las 21 horas. Tiempo justo para que los miembros de cada grupo se conocieran y llegara la cena, ¡pizza time!. Con fuerzas renovadas los equipos se pusieron manos a la obra hasta casi las 2 de la mañana. Y así terminó el primer día de batalla startup. Buenas noches 😉

Marta G Navarro