← Techstars Blog

Dicen que la mejor manera de saber de lo que es Startup Weekend es participando, viviendo esas 54 horas junto con el resto de equipos, mentores, ponentes y organizadores. Es por eso que las personas más adecuadas para describir las bondades de Startup Weekend Córdoba no podían ser otras que los participantes en anteriores ediciones.

Como por ejemplo Rafa [@rageljimenez], Sergio Y. [@sergioyamuza], Sergio G. [@sergiogomez], Belén [@megustaaprender], Francisco [@frojas91], Fernando [@fernandosb90] y Lola [loladiazl], todos ellos de la edición de 2013 y a los que hemos tenido la suerte de entrevistar para este artículo.

Sus testimonios son muy diferentes los unos de los otros y cada uno vivió SWODB a su manera, pero hay varias palabras que se repiten en todos ellos: “experiencia”, “aprender” y “aportar”.

Rafa nos cuenta que para él fue un “curso acelerado de diversos campos de los que estaba bastante pegado ( finanzas, marketing, …)” y que “hay que ir para darte cuenta de lo que eres capaz de hacer”. Su proyecto, DiabetApp, fue uno de los premiados  y continuó más allá del fin de semana.

Su compañera de equipo, Lola, resume SWODB “en cinco palabras: nervios, presión, aprendizaje y sobre todo mucha alegría y buen rollo (podemos contarla esta última como una sola palabra, ¿no?)”.

También tuvo continuidad y premio otro proyecto de la misma edición, Bikebed, que según nos cuenta una de sus integrantes, Belén, fue una gran oportunidad para aprender “cómo desarrollar una idea para convertirla en una empresa real”. De hecho, y según reconoce ella misma, sus mejores recuerdos del fin de semana se forjaron trabajando en grupo alrededor de una mesa.

Pero no solo los que ganaron hablan bien de SWODB, si nos vamos al otro extremo de la balanza nos encontramos con Fernando que nos cuenta que su “idea se vino abajo el sábado por la noche y tuvimos que partir de cero el domingo. En 6 horas logramos desarrollar otra idea totalmente distinta a la que teníamos el viernes y preparar la presentación”. Sin embargo, “a pesar de no conseguir ningún premio, el domingo por la noche cuando llegué a casa fui consciente de todo lo vivido. En tan solo 54 horas tuve la oportunidad de trabajar con personas con perfiles totalmente diferentes al mío. Y al realizar un trabajo tan intensivo, te enriqueces de los conocimientos de los demás casi sin darte cuenta.” Y continúa relatando “es más, ese mismo domingo me invitaron a participar en el de Málaga al mes siguiente y mi respuesta fue rotunda, ¡Sí! Creo que no me dio tiempo ni a pensar si tenía algo que hacer ese fin de semana, pero tenía claro que quería estar allí.”

Tampoco obtuvieron premio los proyectos de dos de los desarrolladores que participaron ese año, Sergio G. y Sergio Y. que, además de compartir nombre, coinciden en que el mejor momento fue “el domingo por la tarde, con las presentaciones de los equipos y la entrega de premios”. Para Sergio G. “es una experiencia de las que hay que vivir alguna vez. Fue un fin de semana muy especial en muchos aspectos”. Sergio Y. nos recuerda que lo aprendido allí le ha servido para tener “mayor capacidad de análisis” y conseguir “una visión global de un problema”.

Por último, nos quedamos con la frase que Francisco utiliza para animar a sus conocidos a participar en SWODB: “Vas a conocer gente nueva de distintos perfiles y vas a aprender a valorarte por los conocimientos que tienes.”

¿Y tú, qué eres capaz de hacer en 54 horas?

P1090638

Miguel Angel Calero Fern‡ndez