← Techstars Blog

En el libro “El arte de la innovación”, Tom Kelley cuenta sobre su experiencia en IDEO, la firma de diseño más prestigiosa del mundo con sede central en Silicon Valley. IDEO creó el primer mouse de Apple y varias otras innovaciones utilizando la técnica del ¨design thinking¨, la cual se centra en el proceso de diseño, teniendo en cuenta primero a las personas y en segundo plano el producto final.

En una parte del libro, Kelley explica como crear buenos productos y servicios a través de los siguientes pasos:

1. Primero debemos preguntarnos ¿Cómo reciben o dan la bienvenida nuestros servicios a las personas? La entrada es muy importante. Los buenos edificios, websites o cualquier otro buen diseño de producto no dejan dudas acerca de que puerta abrir o en que botón hacer click. La simplicidad en el diseño son como direcciones claras.

2. Piensa en como crear un producto que genere un puente entre el hogar y el trabajo. Imagina a tu cliente que está volviendo a su hogar después de un largo día de trabajo. Haz que el mismo quiera llevar tu producto en ese viaje.

Esta es la técnica del maletín. El maletín se volvió muy popular por que era la única cosa que podías llevar del trabajo a tu casa sin ningún tipo de problemas. No puedes llevar el escritorio de tu oficina a tu casa, o tu silla, etc. Entonces piensa en como tu producto puede ser ese maletín.

3. El color inspira. ¿Qué quieres expresar con tu producto? Si tu producto está dirigido a ejecutivos poderosos entonces te conviene algo negro, lustroso, angular. Pero si el mismo está dirigido a personas con tendencias artísticas y no conformistas, entonces no te conviene usar negro o blanco, sino más bien intenta con el color verde limón o naranjado. El color puede ser un elemento decisivo en un producto.

4. Deja que tus clientes sepan que está pasando detrás del producto, de esta manera ellos se sentirán partícipes de la experiencia y te agradecerán con su fidelidad. El caso más evidente es el de Amazon y sus mails de confirmación que te muestran el progreso de tu orden; gracias a esto podes saber en que etapa del proceso está tu pedido y no te genera ansiedad no saber que pasa o cuando llegará el libro que quieres o algún artefacto que hayas comprado.

5. Un click es mejor que dos. Haz que tu servicio sea rápido y simple. Volvemos al ejemplo de Amazon y su proceso de compra a través de un simple click.

6. En el caso de que tu cliente accidentalmente se equivoque en algún paso, ¿qué tan fácil es para el o ella volver al camino correcto? Intenta facilitarle la experiencia al usuario y no complicarle el proceso aún cuando se equivoque.

7. Checklist. Antes de iniciar tu proyecto haz una lista de los elementos esenciales que tu producto o servicio requieren para ser aceptados por los consumidores.

Para más herramientas e información de emprendimiento en Latinoamérica, síguenos en redes sociales. Facebook y Twitter.


, , ,


Cristina del Puerto