Las tres T’s de la innovación: tecnologia, tolerancia y ¿huevos?

En realidad no dijo huevos, escribió sobre los “T”estículos.

El libro busca contestar una pregunta que a simple vista es sencilla pero muy compleja: ¿Será que estamos listos para enfrentar el futuro que se nos vino encima?

No estoy seguro. Lo que si se, es que si no empezamos a adaptarnos al cambio, a apoyar a los emprendedores y a generar las condiciones adecuadas para que los emprendedores puedan tirarse al agua, regionalmente nos seguiremos quedando en el olvido la innovación.

1. La Tecnología

La tecnología es la primera de las tres T´s en la innovación. Es una herramienta fundamental y básica que nos ayuda a escalar negocios, generar colaboración y apalancar recursos. La tecnología acompañada de un buen uso, nos ayuda a expandir nuestros negocios y abrir el mundo entero como mercado potencial. La penetración de smartphones, acceso a internet y redes sociales han creado nuevos mercados para los emprendedores en vender sus productos y servicios.

La tecnología manejada inteligentemente logra sumar ideas, cerebros y recursos.

Las tres T’s de la innovacion

Cuando yo trabajaba en The Influence Andrés Hernández nos ayudaba como mentor y siempre nos decía…. Producto sobre tecnología. Si entiendes como empaquetar tus servicios tecnológicos en productos que cumplan las necesidades de tus clientes, podrás incrementar tus ventas mucho más rápido y utilizar estos nuevos medios de comunicación para llegarle a las masas.

2. La Tolerancia

De alguna u otra manera, el emprender todavía es un paradigma en muchos países Latinoamericanos. Cuando crecemos, nos enseñan a estudiar, trabajar, estudiar… y seguir trabajando. Desde pequeños no inculcan la cultura de tomar riesgos en nosotros. Como latinoamericanos, somos miedosos al riesgo.

Tenemos una aversión al riesgo y somos cautelosos.

Para un emprendedor, la tolerancia es un principio que lo ayuda a recorrer el camino de empezar nuevos negocios. Es una aventura con un camino incierto, muchas veces sin rumbo, donde los resultados no son necesariamente inmediatos y donde la posibilidad de fracasar está en su contra.

3. Los Testículos… o más bien unos buenos huevos

El emprendedor es una persona que no le tiene miedo al cambio. Alguien que le gusta tomar riesgos y está acostumbrado a manejar la incertidumbre. Un emprendedor ve el fracaso como parte de la aventura de empezar un negocio. Una forma de aprender y salir adelante. Entiende que está tomando un camino difícil pero donde los límites de lo posible están limitados por su imaginación.

El emprendedor tiene testículos, como diría Andrés Oppenheimer. Testículos para enfrentar el miedo.

El miedo al fracaso aniquila la innovación.

Es una persona que está dispuesta a tirarse al agua, entendiendo que muchas veces va a tener que nadar contra la corriente. Busca soluciones a problemas que otros ven como imposible de resolver. El emprendedor es alguien valiente, una persona quien vive el presente y tiene pasión en lo que hace.

4. Tiempo

TiempoEl tiempo no lo menciona Oppenheimer en su libro pero creo que es una característica necesaria para fomentar la innovación. Es una limitación que todo ser humano tiene.

Nuestro tiempo es algo que todos los emprendedores aprendemos a manejar. A entender que toda buena idea toma tiempo. Que los resultados no son inmediatos y que para llegar al éxito necesita uno tener un compromiso y visión de mediano y largo plazo.

La tecnología, la tolerancia, las agallas y el tiempo son cuatro aspectos claves que tiene que tener un emprendedor. Son características que ayudan a fomentar la innovación.

¿Será que los emprendedores esta listos para lo que se avecina en el futuro?

Creo que el futuro no es mañana. Es hoy. Está a nuestro alrededor y en el presente. El mundo está cambiando tan rápido que si no evolucionamos seguiremos quedándonos atrás de la vanguardia de la innovación. A seguir quejándonos y dejar que otros países nos coman el manando.

Es necesario implementar las tres T´s de la innovación para generar un cambio. Tenemos que fomentar el uso de la tecnología, generar comunidades basadas en los principios de la colaboración y tolerancia, ponernos unos grandes huevos y tomarnos el tiempo para emprender.

Personalmente, creo que ya no es una pregunta de si estamos listos o no. El cambio ya esta pasando. No innovar es seguir atrás y perder esta nuevo revolución tecnológica.


 

¿Será que como latinoamericanos estamos listos para adoptar y explotar la tecnología a nuestro favor; a ser más tolerantes los unos con los otros; a tener paciencia con nuestro tiempo; y a ponernos unos grandes huevos para comernos al mundo en los próximos 30 años con la innovación?

Sígue a Splash Media en Facebook y Twitter, para más contenido online de emprendimiento.








Una oportunidad para el Internet de todo en LATAM

Todo como una plataforma

IoT Latam Chui

Cuando hablamos de startups, hablamos de oportunidades. Los que se aventuran a iniciar un proyecto, buscan un punto de partida para la generación de productos y servicios que puedan ganar un espacio en el mercado. En su mayoría, el motor de la creación de startups de tecnología en LATAM, se ha basado en aplicaciones móviles que permiten la interacción y acceso de los usuarios a contenido, servicios y/o productos. Las tecnologías de información y comunicación y la conexión de los usuarios a Internet han propiciado el aumento de personas que se involucran en la creación de startups.

En Colombia, por ejemplo, ha habido un incentivo permanente por parte del Gobierno con su programa apps.co del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones, para garantizar la creación de soluciones para computadores, tabletas y teléfonos inteligentes. Según cifras propias del sitio web de la institución, a mayo del 2013, 35 mil colombianos hacen parte de la comunidad de emprendedores TIC del país.

Siendo así, tan sólo en Colombia, hay miles de personas con interés en la creación de soluciones de tecnología, y si uniéramos Latinoamérica, ¿cuántas podríamos tener? Pues bien, sumándonos ya somos un montón. No cabe duda que la intención existe, las necesidades también, y la oportunidad de crear está en la cabeza de quien imagina hacerlo y lo hace.

Sin embargo, es necesario que se empiece a pensar desde la región en la apertura a nuevos  mercados, pues si tan sólo se piensa en aplicaciones que funcionen gracias a su descarga en un dispositivo de comunicación convencional (teléfono, computador, etc), los posibles creadores de tecnología, están por fuera de un mercado en expansión, el del Internet de las Cosas, que desde sus inicios está generando cambios drásticos en la manera como nos relacionamos con los objetos cotidianos y ellos con nosotros gracias al Internet.

El Internet de las Cosas, indica que todo puede ser una plataforma que recibe y envía datos, la nevera, el televisor, el reloj, los zapatos, las camas, los mostradores de exhibición en los supermercados; todo en absoluto. Incluye hardware (las cosas mismas), software incluido en ellas, servicios de comunicaciones y servicios de información relacionados con las cosas.

Según CISCO, hoy en día el 90% de las cosas, en el mundo físico, aún no están conectadas a Internet, y existe una oportunidad inmensa en el desarrollo de tecnología, sensores y nuevos dispositivos para que esto ocurra y el talento en Latinoamérica tiene la obligación de aprovecharlo, aprender, experimentar y ejecutar rápidamente prototipos y productos relacionados.

Si estas pensando ir al próximo Startup Weekend en tu ciudad, o simplemente quieres explorar un poco con hardware, sensores e ideas para este mercado en expansión, no dudes en tener este concepto del internet de todo en mente.

Una cifra para no olvidar

El crecimiento de la IoT será superior al de otros dispositivos conectados, mientras en el 2020 el número de tabletas, smartphones y computadoras llegará a 7.3 millones de unidades, la IoT se habrá expandido rápidamente, alcanzando 26 mil millones. – Gartner*

Un ejemplo para inspirar

ARVE Error: id and provider shortcodes attributes are mandatory for old shortcodes. It is recommended to switch to new shortcodes that need only url

Chui, un timbre inteligente que mezcla software de reconocimiento facial y tecnología para que nuestros rostros se conviertan en la claves universales para abrir la puerta.

Precio mercado $199

Lugar creación: Boulder, Colo. USA

Web: www.getchui.com

Pues bien, seguro ya hay startups de internet de todo, me encantaría saber de ellas o de experiencias de los lectores con este tipo de mercado, todo para aprender y seguir escribiendo al respecto.

Para más información de tecnología, innovación, startups y emprendimiento, contáctanos a través de redes sociales, Facebook, Twitter, y LinkedIn.

Nos estamos escribiendo en twitter, ddianasalazar.

*Gartner es una de las empresas líderes en investigación sobre tecnología más importantes del mundo con sede en Connecticut - USA.







Las grandes oportunidades del Sector Público

La semana pasada tuve la oportunidad de conocer una startup en San Francisco llamada Brigade. Lo único que se sabe hasta ahora de la misma es que nace de la necesidad de aprovechar el poder de la tecnología para fortalecer la democracia. El resto se mantiene en secreto ya que todavía faltan seis meses para el lanzamiento de su producto.

Algunas personas involucradas en ¨civic tech¨ predicen su fracaso basadas en las escasas o casi nulas experiencias de éxito de las startups que intentan fortalecer el compromiso cívico. Sin embargo Brigade cuenta con la ventaja de tener en su directorio a talentos de alto perfil como es el caso de Sean Parker (primer presidente de Facebook), además de contar con una inversión tres veces mayor a la que recibe cualquier startup del área en la misma etapa de desarrollo.

Según Matt Mahan – Director Ejecutivo de Brigade – la razón por la que decidió invertir su tiempo en solucionar problemas del sector público es debido a las inmensas oportunidades de impacto real que puede llegar a generar en la sociedad. El mismo explica que la tecnología ha ayudado a generar startups exitosas en varios sectores como el personal y profesional, donde se encuentran las plataformas sociales (Facebook, Twitter), de mensajería (Whatsapp), de comercio (Amazon), negocios en general o plataformas de alguna industria específica.

Por otro lado, en el Sector público o el ¨Sector olvidado¨ que comprende áreas como educación, caridad, ahorros, salud, elecciones y política entre otros, son pocas las startups que logran posicionarse como plataformas de millones o billones de usuarios y de grandes recaudaciones.

mcginn-startups-1024x682

Lo que debe tener en cuenta una startup en el Sector Público para que sea exitosa y se desarrolle, según Matt Mahan, son los siguientes puntos:

1. Crear algo que las personas quieran o necesiten (y no algo que ¨deberían usar¨) a través de productos amigables y atractivos.

2. Tratar de entender los elementos ¨no tecnológicos¨ que influencian a las personas.

3. Intentar enfocarse y crear valor para el consumidor final.

El Sector Público es un sector poco explorado y las startups que se animen a insertarse en el mismo podrán tener oportunidades de crecimiento masivas si encuentran la manera de interesar y captar a los potenciales usuarios e inversionistas. Este es un reto que ha demostrado ser para nada fácil, pero que vale la pena intentarlo.

Conéctate con más startups e información de emprendimiento en Latinoamérica. Síguenos en Twitter y Facebook.