A New Startup Culture at Techstars Startup Week Lima / Una nueva cultura de startups en el Techstars Startup Week Lima

By Arturo Calle Flores, CEO Alterlatina & Community Leader, Techstars Startup Programs Peru

Here, Everyone Shares Everything

In a conversation during an event at Techstars Startup Week Lima, a venture capitalist told me: “It amazes me how this works, I come from the corporate world and there nobody shares anything.” I liked hearing that because it reflects the achievements of several years spent trying to create a community of startups in Lima, Peru. Here, everyone shares everything.

Organizing Techstars Startup Week Lima took four months, but helping to create a collaborative culture took about six years. Techstars Startup Week Lima is an event that celebrates the achievements of the startup community, brings together all the actors of the innovative entrepreneurship ecosystem, and shares knowledge and experiences for a week.

A few years ago it was not possible to imagine such an event in Lima. So what changed?

Entrepreneurial Ecosystem Meets Latin American Business Culture

The resurgence of the Internet boom that happened around 2007 made a big difference. Social networks began to redefine cyberspace. Google disrupted the advertising business, Apple redesigned the music business, and Amazon boosted e-commerce globally. In that year and the following, thousands of entrepreneurs from around the world began to meet in spontaneous, effervescent, and dynamic communities, in order to exchange experiences and launch their startups.

Latin America was part of that process. Initiatives were born in places like Tequila Valley, Palermo Valley, and Lima Valley, to name a few. From the beginning, the entrepreneurs in these communities not only disseminated the new technologies and businesses of the network—they also introduce a new type of culture, the collaborative culture of Silicon Valley. However, adapting an entrepreneurship ecosystem to Latin American business culture was not easy; many burgeoning startup communities disintegrated, and others were forgotten.

Strengthening the Startup Ecosystem in Lima

Towards the year 2011, my local startup community, along with some other communities in Latin America, started running Techstars Startup Weekends in Lima, with a goal of strengthening the startup ecosystem. During the following years, the governments of countries including Chile, Brazil, and Peru created funds for startups, and accelerators began to appear in the region. But the success stories were few, the startups very isolated—and the government programs threatened to close.

That was, until they started measuring the social impact of these initiatives. That’s when those programs discovered that, although the monetary results were lower than they had hoped, there was a change in the minds and attitudes of the entrepreneurs in these communities. Now, people were worried about generating global impact and creating sustainable businesses; they sought contact with the creators of different technologies; and they started thinking twice before working in a company that didn’t not worry about social welfare.

In those years of work in the community, something had changed. What had been the transformative factor? I would argue that Techstars Startup Week has had a huge impact.

Techstars Startup Week Lima by the Numbers

Let me share a few numbers to back up that bold statement. Techstars Startup Week Lima has joined more than 30 organizations of the Peruvian ecosystem; it had 89 exhibitors and 48 sponsors directly impacting more than 1300 entrepreneurs face-to-face and 1250 in the live broadcasts of social networks. Entrepreneurs attended an average of 10 events, and attendees scored the events an average of 8.9 out of 10. Startup Week Lima was an event with excellent numbers.

How did we achieve this strong outcome? We asked for help. We talked with the regional community and formed organizing teams interested in giving first. Give First is one of Techstars deeply held beliefs: we give without expectation of receiving a transactional or immediate return. It’s amazing how life changes when you start to live #GiveFirst.

We received help from the Techstars communities of Venezuela and Pachuca, Mexico. We received not only advice but also work material, speakers for virtual talks, examples of what went well and what went wrong at previous events, and even operational help for various activities of the event. These outpourings of collaboration and helping each other would have been previously inconceivable in the traditional Latin American corporate world.

#GiveFirst

Yes, Techstars Startup Week had a big impact—but it’s not the main thing that changed this community and made it so much more collaborative and functional.

So what was the decisive factor? The change of attitude: give first, be inclusive of everyone, and develop a network instead of a hierarchy. That network is not done in a day, and this kind of change can’t be imposed from outside, it has to grow from within and it is a long journey. But today, I look at the startup community here in Lima, and the amazing event we held at Techstars Startup Week Lima, and I feel profound satisfaction. I see a more united ecosystem here, plus dozens of Latin American cities closer and closer to a boiling technology business.

***

Techstars Startup Week is a celebration of entrepreneurs in cities around the globe. Find one—or make one happen—in your city.

***

Una nueva cultura de startups en el Techstars Startup Week Lima

Por Arturo Calle Flores, CEO Alterlatina & Community Leader, Techstars Startup Programs Perú

Aquí, todos comparten todo.

En una conversación, durante un evento en el Startup Week Lima, un inversionista de capital de riesgo me dijo: “Me asombra cómo funciona esto, yo vengo del mundo corporativo y ahí nadie comparte nada”.  Me gustó oír esa frase porque refleja el logro de varios años tratando de crear una comunidad de startups en Lima, Perú. Aquí todos comparten todo.

Organizar Techstars Startup Week Lima nos tomó cuatro meses, pero para ayudar a crear una cultura de colaboración nos tardamos unos seis años. El  evento celebra los logros de la comunidad de startups, reúne a todos los actores del ecosistema de emprendimiento de innovación, y comparte conocimiento y experiencias durante una semana.

Hace unos años no era posible imaginar un evento así en Lima, ¿Qué ha cambiado?.

El ecosistema de emprendimiento se encuentra con la cultura latinoamericana de negocios

El resurgimiento del boom del Internet que se produjo alrededor del 2007 hizo una gran diferencia. Las redes sociales comenzaron a redefinir el ciberespacio. Google disrumpe el negocio de la publicidad, Apple rediseña el negocio de la música y Amazon impulsa el comercio electrónico a nivel global. Durante ese año y los siguientes, miles de emprendedores de todo el mundo comenzaron a reunirse en comunidades espontáneas, efervescentes y dinámicas, con el fin de intercambiar experiencias y lanzar sus startups.

Latinoamérica no fue ajena a ese proceso. Nacieron iniciativas como Tequila Valley, Palermo Valley y Lima Valley, por nombrar algunas. Desde el inicio, los emprendedores en estas comunidades no solo diseminaron las nuevas tecnologías y negocios de la red — también introdujeron un nuevo tipo de cultura, la cultura colaborativa de Silicon Valley. Sin embargo, la adaptación a la cultura de negocios latinoamericana no fue fácil; muchas comunidades se desintegraron y otras pasaron al olvido.

Fortaleciendo el ecosistema de startups en Lima

Hacia el año 2011, mi comunidad local de startups, junto con algunas comunidades en Latinoamérica, comenzamos a realizar los Techstars  Startup Weekend, con el objetivo de fortalecer el ecosistema de startups. Durante los siguientes años, los gobiernos de países como Chile, Brasil y Perú crearon fondos para startups, y las aceleradoras empezaron a aparecer en la región; pero los casos de éxito eran contados, las startups aisladas–y los programas de gobierno amenazaban con cerrar.

Hasta que se comenzó a medir el impacto social de estas iniciativas. Es cuando se descubre que, si bien los resultados monetarios no eran los esperados, se estaba dando un cambio en la mente y actitudes de los emprendedores de estas comunidades. Ahora las personas estaban preocupadas por generar impacto global, negocios sostenibles; buscando el contacto con los creadores de tecnología y pensándolo dos veces antes de trabajar en una empresa que no se preocupa por el bienestar social.

En esos años de trabajo en la comunidad, algo había cambiado. ¿Cuál había sido el factor decisivo?

Techstars Startup Week Lima en Números

Podría asegurar que Techstars Startup Week ha tenido un gran impacto. Permítanme compartir algunos números para respaldar la declaración anterio. Techstars Startup Week Lima ha unido a más de 30 organizaciones del ecosistema peruano; ha contado con 89 expositores y 48 patrocinadores impactando directamente más de 1300 emprendedores de manera presencial y 1250 en las transmisiones en vivo de las redes sociales. Los emprendedores asistieron en promedio a 10 eventos, de los cuales se dió una valoración de 8.9 sobre 10 en promedio en la calificación de su participación. Startup Week Lima fue un evento con excelentes números.

¿Qué hicimos para lograrlo? Pedimos ayuda. Conversamos con la comunidad regional y formamos equipos organizadores interesados en dar primero. Give First (Dar Primero) es una de las creencias más arraigadas de Techstars; damos sin expectativa de recibir algo a cambio o de manera inmediata. Es increíble cómo cambia la vida cuando empiezas a vivir con #GiveFirst como creencia.

Recibimos ayuda de las comunidades de Techstars en Venezuela y México. Y no solo consejos, sino material de trabajo, expositores para las charlas virtuales, ejemplos de las cosas que salieron bien y mal en los eventos previos, incluso recibimos ayuda operativa en varias actividades del evento. Esta prodigalidad de colaboración y ayuda mutua hubiera sido previamente inconcebible en el mundo de negocios latinoamericano tradicional.

#GiveFirst

Si, Techstars Startup Week tuvo un gran impacto—pero no es el factor principal que transformó la comunidad y la hizo más colaborativa y funcional.

Entonces, ¿Cuál fue el factor decisivo? El cambio de actitud: dar primero, ser inclusivos con todos y desarrollar una red en lugar de una jerarquía. Esa red no se hace en un día, y ese cambio no se da por imposición externa, crece desde dentro y es un largo camino. Pero hoy, miro la comunidad startup en Lima, y siento una profunda satisfacción. Veo un ecosistema más unido, además de docenas de ciudades latinoamericanas cada vez más cerca a una ebullición de negocios de tecnología.








Lima y su desarrollo de una visión global en 54 horas

Por FRANKLIN MARCELO, CEO DE INTERFONO

SWLima

En Lima, la cita se dio en la Universidad ESAN, durante los días 8, 9 y 10 de agosto con el evento Startup Weekend Lima, donde participaron 10 equipos con un promedio de cinco miembros cada uno, recibiendo retroalimentación de expositores de primer nivel como Santiago Zavala, socio inversionista de 500 StartupsLatam, subsidiaria de una de las principales aceleradoras y fondo de inversión de Silicon Valley; Rolando Liendo, presidente ejecutivo de Lolimsa, la mayor exportadora de software en el Perú; Amadeus Malca, creador de la aplicación InClass que tiene más de 3.6 millones de descargas a nivel mundial.

En este evento se puede respirar la cultura de Silicon Valley, donde se facilita el desarrollo de startups y se experimenta la colaboración por parte de mentores e inversionistas en un ambiente de horizontalidad e intercambio constante de ideas con los emprendedores. Cabe señalar que los participantes son de todas las edades y se tiene como objetivo desarrollar ideas de negocio y lanzarlas al mercado, tanto para quienes estén empezando a emprender como para emprendedores exitosos.

El primer lugar fue para el proyecto denominado Helper, aplicación móvil que canaliza donaciones a proyectos sociales comprobados. La segunda ubicación fue obtenida por Party Hub,  un marketplace para contratar eventos de forma ágil y sin preocuparse por la organización. Cabe destacar que ninguno de los proyectos mantuvo sus características iniciales, enriqueciéndose significativamente tras 54 horas de intenso trabajo de intercambio de ideas, aprendizaje y afinamiento.

Sí tú eres emprendedor y quieres ayuda de primer nivel, participa de éste u otros eventos que ayuden a Start Ups. Te aseguramos que el aprendizaje y la retroalimentación que los mentores e inversionistas dan a tu idea, es muy superior a lo que podrías conseguir por ti mismo y el retorno que lograrás para tu emprendimiento será muchísimo mayor y conocerás otros emprendedores, descubrirás nuevas oportunidades de negocios, harás networking de primera línea,  en fin… hay mucho por descubrir en éste campo.

Y tú, ¿estarías dispuesto a llevar una idea de negocio y desarrollarla a través de mentorías de primer nivel? ¿Una que pueda crecer de manera rápida, rentable y sostenida? ¿Qué ideas llevarías? Si ya lo estás pensando entonces bienvenido al proceso de cambio de mentalidad.

 

Este extracto fue publicado originalmente en Gestión, el diario de negocios y economía en Perú, con el nombre: Startup Weekend: 54 horas para desarrollar un emprendimiento con visión global y escrito por Franklin Marcelo. Para ver el artículo completo sigue este link.